Search

Como la gratitud puede empezar a cambiar tu vida hoy mismo


La gratitud es la madre de todas las virtudes según Cicerón, pero también podríamos definirla como una emoción o sentimiento que tenemos al estimar y reconocer situaciones de nuestro alrededor que nos brindaron algún beneficio. Es muy importante que recuerdes esas dos palabras: ESTIMAR y RECONOCIMIENTO.


Index


1. La gratitud debería empezar primero con el reconocimiento y estima de quienes somos verdaderamente

2. ¿Cómo ayuda la gratitud a nivel físico y cerebral? (Estudios científicos)

3. La transmutación como base de la gratitud

4. ¿Cómo practicar la gratitud?


1. La gratitud debería empezar primero con el reconocimiento y estima de quienes somos verdaderamente


Muchas veces nos falta estimarnos a nosotros mismos y por ello sufrimos de baja autoestima. Otras veces también nos hace falta reconocernos; reconocer quienes somos, que es lo que queremos, nuestras metas y nuestro enfoque. Por ello muchas situaciones que nos hacen sufrir, nos destruyen y luego quedamos perdidos como si no tuviéramos un soporte y es precisamente porque no sabemos quiénes somos en realidad. Además, tampoco reconocemos nuestras virtudes, nuestras cualidades y nuestros defectos. Al no reconocer nuestras cualidades nuestro potencial se desperdicia y al no conocer nuestros defectos no podemos reconciliarnos con nuestra sombra. Este trabajo es extenso, la estima y reconocimiento debe empezar por nuestro interior. La gratitud empieza primero hacia lo que somos verdaderamente, al Conocer la gratitud hacia nuestro interior se nos facilitará practicar la gratitud hacia nuestro exterior.


2. ¿Cómo ayuda la gratitud a nivel físico y cerebral? (Estudios científicos)


Esta sección fue tomada de las siguientes fuentes :

Científicamente “la gratitud se ha asociado a mejores parámetros en salud física como disminución de marcadores proinflamatorios y aumento de la variabilidad de la frecuencia cardiaca en reposo27, mejor funcionamiento cardiovascular28, mejor calidad de sueño y disminución de la presión arterial29, mejor respuesta inmune, menores niveles de HbA1c y a una menor cantidad de síntomas físicos en general”. También cuando el cerebro siente gratitud se activan las vías de recompensa cerebral y también áreas relacionadas con la cognición moral, como la corteza prefrontal ventromedial, corteza prefrontal dorsomedial y la corteza cingular anterior (vinculadas con percibir las emociones conscientemente y sentirse motivado).


Entre otros beneficios están el Aumento en la actividad en el hipotálamo, asociado a funciones básicas de nuestro cuerpo como el comer y dormir.


En resumen, sus beneficios más notorios son:


→ Impacto positivo en los niveles de estrés y el metabolismo.

→ Disminución en síntomas de depresión.

→ Activación de áreas asociadas a la producción de Dopamina, neurotransmisor asociado a las sensaciones placenteras y de relajación, además de influenciar en el funcionamiento general de nuestro cerebro.

→ Ayuda en la regulación de emociones.


Otro estudio muy interesante es este realizado en 2011:


Lyubomirsky et al. (2011), trata de comprobar los efectos de la práctica regular de dos actividades positivas (que expresan optimismo y gratitud) sobre el bienestar subjetivo y la felicidad. La muestra estuvo constituida por 355 sujetos universitarios, 248 mujeres y 107 hombres universitarios. Comenzaron probando dos actividades efectivas para mejorar la felicidad: practicar el pensamiento optimista y expresar gratitud a través de la escritura. La intervención en la condición de gratitud se les proponía a los estudiantes pasar 15 minutos por semana recordando momentos de sus vidas cuando estaban agradecidos por algo que otra persona hizo por ellos, y luego escribir una carta sobre esas experiencias dirigida a esa persona, sin llegar a enviarla. Como resultado, las personas que se seleccionaron a sí mismas para una intervención de felicidad informaron los mayores impulsos de su felicidad, tanto después del estudio como a los 6 meses siguientes. Además, la cantidad de esfuerzo aplicado a las actividades de gratitud se relacionó directamente con las mejoras en el posterior bienestar. Por lo que, según este estudio, para aumentar el bienestar no solo hace falta expresar gratitud, sino que esa gratitud debe estar seguida por una motivación en la persona para mejorar su felicidad.


Además, para probar la duración a largo plazo del aumento en el bienestar subjetivo, se evaluó el cambio a los 6 meses siguientes de la intervención. Como resultado, las personas que se seleccionaron a sí mismas para una intervención de felicidad informaron los mayores impulsos de su felicidad, tanto después del estudio como a los 6 meses siguientes. Además, la cantidad de esfuerzo aplicado a las actividades de gratitud se relacionó directamente con las mejoras en el posterior bienestar.


3. La transmutación como base de la gratitud


Hay una definición de la gratitud que me gustó mucho y es según Vaillant (1993) afirmaba que la gratitud forma parte del proceso de transformar emociones autodestructivas en emociones curativas. En el camino de la espiritualidad esto se le llama transmutación, que significa transformar la energía. Ya que todas nuestras emociones son energía que emiten una vibración nosotros podemos transmutar nuestra energía, cambiarla y redirigirla hacia donde queramos. Esto lo podemos hacer por medio de muchas practicas y entre esas, la gratitud es una muy importante, fácil, rápida y efectiva.

La gratitud nos permite centrarnos en lo bueno, en lo que nos genera sentimientos positivos, además crea un hábito haciendo así que nuestra frecuencia vibracional aumente y por lo tanto en nuestra vida se empiecen a manifestar mejores cosas, por que nuestra mente esta sana y feliz.


4. ¿Cómo practicar la gratitud?

  • Llevar un diario de gratitud y todas las mañanas y noches escribir al menos 5 cosas por las cuales estas agradecidx ese día.

  • Empezando a valorar los regalos, favores y tiempo que las personas dedican en nosotros y expresárselo.

  • Escribiendo cartas hacia las personas con quienes estamos agradecidxs, puedes entregar la carta o no.

  • Escribiendo una carta al universo, Dios o ser superior en quien creas, agradeciendo por todas las cosas que han pasado en tu vida por las cuales sientes una inmensa gratitud.

  • En tus meditaciones también puedes agradecer, conectándote con el sentimiento de gratitud de una manera mucho más profunda


Recuerda que la gratitud tiene efectos que duran mientras el tiempo que la practicamos y van aumentando nuestra felicidad y bienestar al dedicarle más tiempo y poniendo más sentimiento en ello. Es muy importante convertirla en hábito y además tener la motivación para hacerla ya que no sirve si la expresas, pero no la sientes.


Para mí la gratitud es una practica de autocuidado que me ayuda en mi vida diaria para sentirme mejor y es igual de indispensable que la meditación, practicar alguna actividad física, comer bien etc. Es una práctica que te puede ayudar en tu proceso de todos los días, ya que la vida no es fácil, tenemos que pasar por una serie de situaciones, obstáculos y vivimos en la era del abuso psicológico. La gratitud es una práctica que prende una luz en medio de la vida cuando nuestra mente está atravesando por mares feroces.


Espero que este articulo te haya gustado y sobre todo, que te sirva en tu camino.


Compártelo y síguenos en instagram como @ilumier.s para seguir recibiendo más información y tips.


Déjanos tu opinión, preguntas o de que quieres que hablemos en nuestro siguiente post en la sección de comentarios.


Pide tu champú personalizado en nuestra tienda desde tan solo $10.000 COP😊


Escucha nuestra playlist en spotify 🎶🎶





9 views0 comments